Aprendemos a través de la participación y de la acción, del trabajo en red, de la implicación y el compromiso de más de 1.000 voluntarios y voluntarias, de la vida en la naturaleza y en pequeños grupos y de programas progresivos y atractivos.

Antes de comenzar cualquier voluntariado en una organización, debes de conocer y comprender el tipo de organización a la que vas a prestar tus servicios. Los scouts trabajamos por una educación en valores en el tiempo libre y lo hacemos desarrollando un método propio de actuación, el Método Scout, que ha demostrado fusionar en sus más de 100 años de historia la tradición y la innovación.

Tradición en los principios que impulsan a cada scout a trascender la realidad de cada día y a comprometerse personal y libremente con los ideales y valores sobre los que construir un mundo más justo. Innovación en la propuesta de acción adaptada a las realidades culturales, sociales y económicas de los entornos más cercanos.

¿Qué es ser un voluntario?

El voluntariado, la acción voluntaria, es el resultado de una libre elección, es una opción ética, personal, gratuita, que no espera retribución o recompensa. La palabra exacta no es desinterés, porque la persona voluntaria tiene interés, mucho interés y obtiene satisfacción en sus motivaciones personales.

El voluntariado no es sólo un valor ético, una actitud, sino una práctica concreta. El voluntariado se hace, es acción. Si se queda tan solo en un vago espíritu de buena persona, de buen ciudadano o ciudadana, acaba siendo algo vacío y sin sentido. Aunque también es cierto que no es posible la pura acción sin “alma”, sin valores. Pero lo que cambia el mundo, lo que enfrenta los problemas y las necesidades, es la acción.

El voluntariado, por ser algo muy importante, no se puede tratar como una práctica personal, individual, testimonial, íntima. Porque el objetivo del voluntariado es mejorar la realidad, transformar el mundo, y hacerlo eficazmente. Frente a la improvisación y la espontaneidad, el voluntariado requiere actuar organizadamente, uniendo fuerzas. Por tanto, la acción voluntaria debe de ser una acción organizada, sistemática, sinérgica, que requiere de organización, de asociaciones o fundaciones en las que actuar.

Ser voluntario/a es

  • Un compromiso personal
  • Participación
  • Realmente ser parte activa
  • Realizar su labor sin esperar una remuneración económica
  • Ser consciente del valor social de sus acciones
  • Trabajar en equipo
  • Luchar por un objetivo común

Ser voluntario/a no es

  • Mano de obra barata.
  • Sustitución de profesionales.
  • Un medio para conseguir exclusivamente fines personales.

Derechos y deberes

Fruto de este auge del concepto de voluntariado, desde los diferentes gobiernos y administraciones públicas se han ido emprendiendo progresivamente iniciativas dirigidas a amparar, respaldar y fomentar legalmente esta labor. Con este animo se ha definido el marco de acción del voluntario por medio de derechos y deberes.

Actividad en el voluntariado

Además, actualmente, las acciones de los voluntarios están reguladas por un marco jurídico que abarca diferentes niveles y cuyo objetivo fundamental es fijar los cauces y criterios en los que debe desarrollarse dicha acción. Esta acción puede considerarse como tal si cumple con las siguientes condiciones:

  • Ser una actividad de interés general
  • Que la realización de esta acción sea consecuencia de una decisión que este sujeto adopta libremente
  • Que se lleve a cabo de manera responsable y gratuita
  • Que estén desarrolladas dentro de un marco de programas concretos