INTERTROPAS. Crónicas #IntersEdM

Como cada año, los grupos esperaban el inicio del intertropas. Este año tenía lugar en Casavieja, Ávila.

interTropas

A las 9:30 salimos de Atocha y se iniciaba un viaje de aproximadamente dos horas en el que algunas personas iban dormidas, otras cantando y otras hablando.Al llegar allí, a pesar de un pequeño contratiempo en el que los autobuses no entraron por el camino que estaba pensado, todos llegaron con muchas ganas, buscaron una zona donde acampar y se pusieron a montar las tiendas.

Tuvimos la primera reunión de scouters y nos encontramos con la sorpresa de un lip dub, con la canción de “salta”, que después se uniría con el de las demás intersecciones, hasta formar la canción completa.Ya divididos, les hablamos del hilo conductual de la acampada: los derechos del niño. Les leímos el nuestro (ya que cada grupo tenía uno) e hicimos varios juegos para que hubiera un primer contacto entre ellos, como un beso o placaje mixto.

Después tuvo lugar la comida, en la explanada de juego, que en su mayoría fue por grupos pero en la que ya se vio relación con las otras tropas.Por la tarde hicimos una gymkhana. Cinco pruebas en la primera parte de la tarde y cinco pruebas en la segunda.

Ese día se les dio una pañoleta verde a cada uno, para utilizar en los juegos y como recuerdo del intertropas. Además se les prestaron unos rotuladores para que pudieran firmarse. Esto les encantó y les dio la oportunidad de hablar entre ellos y conocerse más, que al final es lo que más les gusta.

Por la noche hicimos una variante de atrapa la bandera. Cada equipo tenía su base y quince banderas clavadas en el suelo. Tenían que conseguir las otras banderas y  proteger las suya. Además contaban con un rol (Caballero/Amazona; Mago/a y Indio/a) que les daba ciertas directrices para actuar de una manera u otra cuando se encontraran con un rival. A pesar del cansancio por el día tan completo de actividades que llevaban, se implicaron y lo disfrutaron mucho.

El domingo desayunamos, desmontamos las tiendas e hicimos actividades, en forma de cuatro gymkhanas paralelas.

Después de haber comido y tenido tiempo libre, hicimos el acto de despedida. Este consistió en un gran círculo en el que todos nos veíamos, compuesto por los grupos en orden, dentro de cada uno dividido por patrullas. Se hizo inicialmente el grito de “scouts siempre…” para que todas las tropas contestaran “…listos”. Fue muy motivador y dio una gran sensación de unidad. A continuación, cada tropa se presentaba, y dentro de cada una de ellas, todas las patrullas. Fue muy interesante escuchar los gritos y presentaciones de las patrullas, ya que aunque algunas tienen una estructura parecida, cada una es especial.

Se hizo una foto grupal de todos los educandos, y otra de los scouters.

Por último, hicimos una batida por la zona, cogimos los macutos y nos fuimos al autobús, despidiéndonos de este inolvidable encuentro.

scoutersInterTropas