22 de marzo, Día Mundial del Agua

El 22 de diciembre de 1993 la Asamblea de Naciones Unidas declaró el día 22 de marzo ‘Día Mundial del Agua’. Desde entonces, la organización lucha por lograr que todas y cada una de las personas que vivimos en este mundo tengamos acceso a agua potable.

El agua es un bien escaso e imprescindible para la vida humana. De su escasez surgen multitud de necesidades que agravan la pobreza y la insalubridad en muchos lugares del mundo. De modo que el trabajo para lograr llevar agua a cada rincón de la Tierra es absolutamente imprescindible. Cada 22 de marzo recordamos la importancia del llamado ‘oro líquido’ y luchamos por concienciarnos de la necesidad de desarrollar proyectos que mejoren las condiciones de miles de personas sin acceso al agua en todo el mundo.

Pero no todo son malas noticias, UNICEF y la Organización Mundial de la Salud publicaban un informe según el cual el ‘objetivo del milenio’ número 7 se había cumplido. Dicho objetivo consistía en reducir el número de personas sin acceso a agua potable. Pues bien, entre 1990 y 2010, dos mil millones de personas obtuvieron acceso a agua potable. Esto supone que el 89% de la población mundial tiene acceso a fuentes de agua potable. Sin embargo, aún queda un 11% de la población que necesita de nuestra ayuda, aún queda mucho por hacer.

El primer paso hacia la concienciación de la importancia del agua, comienza en casa y consiste en llevar a cabo un consumo responsable de este preciado bien. ¿Y tú? ¿Valoras y aprovechas cada gota de vida?